franquicia diseño web

¿Sabes lo que es un encofrado de techo?

Probablemente hayas oído muchas veces el término encofrar, pero no sepas a ciencia cierta qué significa. Pues bien, un encofrado es toda una serie de moldes utilizados para dar forma a las estructuras de hormigón en el sector de la construcción. Hay encofrados temporales y otros permanentes, y se colocan antes de que la masa fragüe. El sistema lo inventaron los romanos, pero hasta la década de los 50 no se empezó a utilizar tal cual lo conocemos hoy. La tecnología, la investigación y la necesidad de innovar hace que hoy en el mercado encontremos sistemas muy modernos, flexibles y variados para encofrar. La construcción también es una industria que se adapta a los cambios.

¿Existen varias clases de encofrados?

Pues sí. Son varios los tipos de encofrados y estos varían en función de su uso. Actualmente, podemos encontrar las siguientes modalidades:

  • De madera: Se usa en los proyectos de dimensiones reducidas. Supone un ralentización del proceso de trabajo.
  • Modular: hecho a base de piezas prefabricadas de varios materiales, sobre todo metal o plástico. Se trata de un sistema ágil y eficaz, ya que los módulos se van acoplando hasta conseguir la estructura que necesitamos.
  • Deslizantes: Uno de los sistemas de encofrado más prácticos, puesto que la los moldes se van desplazando conforme aumenta la altura del proyecto.
  • Perdido: este tipo de encofrado, por el contrario, se queda unido a la estructura y no se recupera.
  • De aluminio: las piezas para este tipo se utilizan mucho para el encofrado de techos. Otorgan rapidez al proceso de construcción.

Cuando hablamos del proceso de encofrado, nos referimos a una de las fases más importantes y también peligrosas en un proyecto de construcción. De hecho, los encofrados son más bien estructuras en sí mismas dentro de una edificación. Esto es importante, ya que van a estar sujetos a cargas específicas y acciones importantes, por lo que deben ser resistentes y productos de cálculos muy concretos. Así, si hablamos de encofrados hay que poner el acento en cuestiones dirigidas a evitar o eliminar fallos. Esto se consigue, por ejemplo, no sometiéndolos a cargas excesivas y controlando la calidad y el estado de los materiales.

Para ello es importante que los cálculos sean precisos, bien complementados y realizados a base de datos concretos y reales. Y, por supuesto, el encofrado tiene una relación directa con los costos del proyecto. Una selección adecuada del sistema y la reutilización no ayudarán a reducir gastos.

En el caso del encofrado de techos, todas estas consideraciones son mucho más relevantes, ya que hablamos de un proceso más complejo y delicado, donde es importante y difícil calcular medidas y cargas.

Principales tipos de encofrado de techos que hay en el mercado

Este es un campo abierto a la innovación. De hecho, el sector no para de investigar para sacar nuevos materiales y soluciones más seguras y eficaces. La seguridad también preocupa mucho en este campo, por lo que es otro elemento a tener en cuenta, a la hora de escoger el tipo de encofrado de techo que hay que utilizar para un proyecto determinado. El sistema elegido debe ser, por lo tanto, seguro eficiente y productivo.

Aquí os dejamos una pequeña selección de algunos de los sistemas más innovadores para el encofrado de techos:

  • Alumecano: es recuperable a los 3 días y aporta levedad y resistencia al proyecto.
  • Alucubetas: es el sistema de referencia que se utiliza en la construcción de grandes superficies, como centros comerciales, colegios, centros deportivos, etc y su principal ventaja es que reduce mucho el gasto en hormigón.
  • Alulosas: permite una instalación fácil y también es reutilizable.
  • Solución Alsina Viga de Cuelgue Mecanoflex: trabajan a partir de dos elementos que facilita el proceso de montaja, haciéndolo más ágil y fiable.
  • Viga de Cuelgue Modular: otra solución Alsina para el enconfrado de techos. Es reutilizable, productivo y muy eficaz.
  • Aluflex: sistema innovador de losas con puntales de madera que incorpora, además, elementos mecanizados.
  • Vistaform Losas: con acabado embellecido, convertible y eficaz.
  • Mecanoflex: sistema que ahorra en mano de obra y también en materia prima. Además aumenta el rendimiento de los proyectos.

Deja un comentario