Alquilar o facturar equipaje: ¿qué sale más a cuenta?

Alquilar o facturar equipaje: ¿qué sale más a cuenta?

Se acercan las vacaciones de verano y hay que empezar a organizarlo todo: buscar un destino adecuado, sacar los billetes, programar actividades… Si utilizarás el avión para el desplazamiento, hay una serie de consejos que pueden resultarte extremadamente útiles si viajas con niños.

No resulta fácil mantenerlos entretenidos durante el vuelo. Por otro lado, hay que prever todo aquello que pueden necesitar durante la travesía: medicamentos, alimentos, juguetes, ropa…

BAbytravel

Y, lo más complicado de todo: qué hacer con el carro, la cuna de viaje, la silleta del coche y todos esos enormes bultos que vamos a necesitar durante nuestra estancia en el destino escogido.

Pero, vayamos por partes. Empecemos, si te parece, por algunos consejos generales.

¿Cómo sobrevivir a un viaje en avión con niños pequeños?


Lo mejor que puedes hacer, sobre todo si el viaje va a ser largo, es plantearles previamente la experiencia como una aventura. Avánzales detalles de todo lo que van a poder ver y disfrutar durante el viaje: el mundo visto desde arriba, las nubes, el sol, en qué consiste el trabajo del piloto, qué cosas pueden ofrecerles las azafatas o los auxiliares de vuelo… Lo ideal es crearles expectativas que luego te resultarán muy fáciles de cumplir a bordo.

También es importante que les inculques el respeto por el resto de personas que viajan en el avión. Puedes ir contándoles con antelación que hay que molestarlos lo menos posible, hablar bajo, no dar patadas en el respaldo de los asientos que tenemos delante… Si los vas poniendo sobre aviso, luego te será más fácil convencerlos de mantener buena conducta (dentro de lo posible, claro). En estos casos, también resulta útil advertirles que, si no se portan bien, el personal de vuelo puede dar parte al piloto que, por cierto, es la máxima autoridad del avión…

Para el vuelo, haz acopio de todos medicamentos y utensilios que puedas necesitar: pastillas para el mareo, chicles, bolsas para vomitar… cualquier precaución es poca. En previsión de que puedan ocurrir incidentes, lleva una muda para ellos y también alguna prenda de abrigo por si baja la temperatura.

Para entretenerlos durante el viaje, lleva libros, cuentos, libretas para pintar y algún juego. También puedes recurrir a las adivinanzas, el Veo-Veo y cosas así. Una tablet con juegos o películas también es muy recomendable. También hay que vestirlos con ropa muy cómoda, para que estén más a gusto durante el viaje. Por ejemplo, un chándal.

Otro buen consejo es llegar pronto al aeropuerto y facturar lo antes posible para asegurarte que asientos continuos para toda la familia. Eso te permitirá escoger asientos que den al pasillo, para no molestar el vecino cada vez que quieran ir al baño. Por otro lado, si el viaje es largo, intenta que coincida con el horario nocturno para que duerman buena parte del trayecto. De esta forma, se les hará mucho más llevadero.

Por último, lleva aperitivos que les gusten para calmar el aburrimiento o la ansiedad: frutos secos, patatas fritas, frutas, alguna golosina…

¿Qué hacemos con los bultos del equipaje?


A la hora de viajar con niños en avión, el equipaje puede ser un problema. Además de su ropa, que suele ser abundante para posibles cambios, puede que necesites juguetes, cuna, carrito, etc. Las compañías aéreas suelen poner facilidades, pero también muchos límites y restricciones.

Por ejemplo, la mayoría de ellas te permitirá acceder con el carro hasta la puerta de embarque, donde el personal de vuelo se hará cargo de él hasta el desembarque. Muchas permiten facturar de forma gratuita un elemento del equipaje del bebé, pero no más. En cualquier caso, identifica bien estos elementos y vincúlalos al billete de los adultos para que no se pierdan.

En cualquier caso, debes saber que hay empresas que se encargan de alquilar en el destino todo lo que puedas necesitar para tus hijos pequeños, evitando así tener que transportarlo todo durante el viaje.

Por ejemplo, la empresa Babytravel, pone a disposición de los viajeros carritos, silletas de coche, cunas de viaje, trona, juguetes y todo el material de puericultura que puedas necesitar durante tu estancia en el destino. Alquila el material por días, semanas o meses y lo entrega y recoge de forma gratuita en el lugar elegido para hospedarse. Da igual que sea un camping, un apartamento, un hotel o una vivienda familiar.

Nos parece una opción más que interesante que puede aligerar mucho el viaje y hacer muy cómoda la estancia. También disponen de otros productos como toallitas, pañales, biberones desechables, chupetes…

1 comentario en “Alquilar o facturar equipaje: ¿qué sale más a cuenta?”

Deja un comentario