Guía básica para comprar una pantalla de proyección en 2020

Guía básica para comprar una pantalla de proyección en 2020

Si eres un fanático de los videojuegos, el cine o las series y te gusta disfrutar a lo grande, entonces una pantalla de proyección es justo lo que necesitas, ya que se trata de la experiencia más cercana de tener un cine en casa.

Si estás interesado en una pantalla de proyección, esta guía que hemos preparado seguro es de tu interés.

Para empezar, debes saber que existen en el mercado diferentes tipos de pantallas: pantallas portátiles y de proyección trasera, pantallas con trípode, eléctricas y telas de proyección. Parece complejo, pero es bien sencillo y con esta guía no te va a quedar ninguna duda.

Para empezar, hay un dato que debes conocer de antemano antes de escoger una pantalla de proyección.  ¿Cuentas con alguna pared de gran tamaño y de color blanco? Si es así, eres de los afortunados que no necesita una pantalla de proyección, aunque debemos ser sinceros, una pantalla ofrece mayor calidad y contraste.

Una pantalla para cada uso

Si tus necesidades son profesionales e implican presentaciones en power point, típicas en conferencias y charlas en lugares ya establecidos, lo más seguro es que lo ideal para ti sea una pantalla fija, ya que no es preciso llevarla de un sitio para otro. En cambio, si te dedicas al coaching o a realizar presentaciones en lugares diferentes, lo ideal es una pantalla con trípode.

Para el uso casero o doméstico, lo habitual es optar por una pantalla fija, ya que normalmente van destinadas a una sola habitación, en la que contamos con mayor espacio y comodidad para su visionado. Estas a su vez se dividen en eléctricas o manuales.

En cuanto a las dimensiones de la pantalla hay una gran variedad para elegir, 72”, 100”, 120”, 150”. Te recomendamos medir bien el espacio del que dispones, para así aprovechar escoger perfectamente la medida que más se ajusta.

Para uso doméstico, el formato 16:9 es el rey, ya que es el más indicado para el visionado de series, cines o juegas a tus títulos favoritos.

En cambio, si lo necesitas para uso profesional, lo más indicado es el formato 4:3, es el formato en el que se suelen realizar las presentaciones de diapositivas.

Tipo de proyector

Para escoger correctamente la pantalla, tendrás que saber de antemano cuál es la resolución nativa del proyector que posees. Es fácil identificarlo, si la resolución es XGA o SVGA, el formato que le corresponde es 4:3. En cambio, si  la resolución es 1280 x 800, el formato es de 16:10 y si el proyector tiene resolución HD, FULL HD o 4k, te hará falta una pantalla de proyección con formato 16:9.

Principales ventajas

Si todavía no tienes claro qué pantalla de proyección es la que te conviene, o ni siquiera tienes aún el proyector, entonces te interesará saber las ventajas de las pantallas de proyección.

  1. La principal ventaja es que puedes obtener una pantalla de grandes dimensiones, mucho más que los estandarizados 40” pulgadas que se suele ver en los televisores de la mayoría de los hogares, con lo cual nos aproximamos bastante a una experiencia similar a la del cine.
  2. Para un uso profesional o para eventos son también un gran aliado, te permite convertir cualquier espacio en un lugar improvisado para tus presentaciones o para sorprender a tus familiares en un evento familiar, como cumpleaños, enlaces matrimoniales y otros.
  3. Son fáciles de transportar, pesan bastante menos que un televisor y no te arriesgas a que se dañe por el camino, con lo cual son perfectos para andar de un lugar a otro sin temer por la integridad del equipo.

Deja un comentario