¿Quieres un afeitado perfecto? Sigue los siguientes consejos

¿Quieres un afeitado perfecto? Sigue los siguientes consejos

Aunque todavía sigue muy de moda aquello de llevar barba, ya sea de una semana o de un año, porque para gustos, colores, es cierto que cada vez se está imponiendo más el ir afeitado del todo, muchos ya ni se acuerdan de cómo se hacía, por lo que hoy vamos a dar una serie de consejos para que el afeitado sea lo mejor posible, tanto en visibilidad, dejando la cara perfecta y suave, como para la piel, porque es habitual no solo que podamos sufrir algún corte, sino que acabemos bastante irritados por la cuchilla o por la espuma de afeitar que nos echemos.

Algo a tener en cuenta si lo que queremos es un afeitado lo más rasurado posible, es que quizá nuestra mejor opción sea usar un gel facial, en vez de la espuma. El gel es mucho más natural y no va a proteger de abrasiones y tirones de pelo, además de dejarnos más hidratados, factor clave para nuestra cara. Mucha gente cree que es más caro que la espuma, pero su precio no es tan alto y además merece mucho la pena. Otra cosa es la forma de aplicarlo, ya que, si utilizamos un cepillo de cerdas sintéticas, acabaremos por dañar la piel y no servirá de mucho, pero si el cepillo es de cerdas de pelo, notaremos mucha mayor suavidad al aplicarlo a nuestra cara.

Consejos para el mejor afeitado

Lo más importante a la hora de afeitarse es preparar antes la piel y el pelo. Si no quieres afeitarte completamente quizá te sirva una maquina eléctrica, aunque si bien es cierto que han evolucionado mucho y te pueden dejar la cara bastante suave, el mejor rasurado lo conseguirás con la cuchilla, por lo que antes de pasarla lo mejor es abrir los poros de la cara con agua caliente, aplicar el gel o la espuma y entonces empezar a afeitar, evitando así tirones y pellizcos.

Otro de los consejos básicos, es que siempre debes afeitarte en el sentido del pelo, si lo haces a contrapelo solo acabarás con la cara irritada, a menos que seas un barbero experto, claro. Una vez afeitado cada milímetro, haremos el proceso contrario al principio, ahora tenemos que cerrar los poros, por lo que es muy importante lavar la cara con agua fría para conseguir esto, además de prevenir contra irritaciones.

Hay muchas maquinas eléctricas que te permiten afeitarte en la ducha, pero si usas estas, no te mojes siempre con la misma temperatura de agua, en el proceso de afeitado la piel está muy expuesta y es vital cuidarla.

Si tienes la piel muy sensible o por ejemplo sufres de acné, tu cuidado debe ser doble, porque las espumas y productos de afeitado suelen contener productos que favorezcan a la expansión de esto. Por ello, siempre al acabar deberías usar cremas hidratantes que protejan tu piel y te la dejen suave, que no sea grasa, por puesto, y que favorezcan la protección contra cualquier agente externo que pudiera dañarnos.

Deja un comentario