Trucos y recomendaciones para ahorrar en el consumo de gas

Trucos y recomendaciones para ahorrar en el consumo de gas

Está claro que todos buscamos la forma de ahorrar todo lo posible, uno de los gastos que más nos preocupan es sin duda el gas, ya que con la crisis se ha ido aumentando el precio mes a mes y hoy por hoy en España se gasta de media unos 50 euros al mes en cada hogar. De hecho, un dato importante es que estamos a la cabeza de Europa en países que más pagar por la factura del gas, lo cual es curioso porque no somos ni mucho menos uno de los países más fríos, pero aun así pagamos más que, por ejemplo, en Finlandia.

Aunque ya está aquí la primavera y empezamos a usar un poco menos la calefacción, ahorrar en la factura del gas siempre es algo primordial, por eso, hoy vamos a ver una serie de consejos para que podamos reducir aunque sea un poco ese gasto inevitable que supone más o menos el 5% del gasto al mes en un hogar, y hasta que no se implante definitivamente otro modo de energías renovables que no solo favorezcan al medio ambiente, sino a nuestro bolsillo, tendremos que fijarnos en estos trucos para poder ahorrar un poco.

Consejos y trucos para el ahorro del gas

Empezaremos con algo muy obvio, y es que, aunque no tengamos aún, por desgracia, placas solares en nuestras casas, seguimos pudiendo usar al sol como aliado, y es que no solo aporta energía, también un calor que debemos aprovechar, por lo que subir todas las persianas en el día, ayudará a que la casa coja calor y no tengamos que subir más grados la calefacción.

La temperatura estándar para que puedas estar a gusto en tu casa son 21 grados, debes saber que cada grado de más que subas, aumentarás en un 7% el consumo, por lo que esa debería ser tu medida ideal, a menos que la casa sea extremadamente fría, claro. Eso sí, si hay mucha gente en casa suele calentar el ambiente, con lo que se podrá bajar un poco la temperatura y ahorrar más.

También es importante revisar todas las instalaciones de gas, unos radiadores en mal estado pueden costarnos más dinero aparte de no calentar en absoluto, por eso es importante que cada invierno antes de volver a ponerla se revisen todos para ver que todo está en orden. Por supuesto, también es importante revisar la caldera, ya que un mal funcionamiento de esta no solo no nos dará lo que queremos, sino que puede ser peligroso.

Renovar el aire también puede ser una opción interesante, siempre apagando antes la calefacción eso sí, sino perderás tanto el calor como la energía que se está creando, con un aire renovado la casa se podrá calentar mejor.

Puede que sea una inversión importante, pero también te va a favorecer mucho en el futuro, ya que, aislando tanto puertas como ventanas, la casa va a guardar mucho mejor el calor, con lo que podrás bajar el termostato y estar caliente sin necesidad de gastar más, no hay nada peor que ver cómo el calor se escapa de la casa.

Si tu caldera se puede regular, será importante que pongas su máximo a unos 45 grados, ya que, si sube hasta 60, por ejemplo, el gasto será mucho mayor, y esa temperatura nunca la vas a usar para ducharte, por lo que 45 puede ser un buen tope para ahorrar más.

Un truco muy sencillo es tener siempre el grifo colocado en el frío, si está en caliente, siempre que se abre, aunque sean unos pocos segundos, el contador se pone en marcha y gastas más, sin embargo, si está predispuesto en el frío, no contará para la factura y de a pocos, siempre se acaba ahorrando mucho.

Si estás planchando o cocinando seguro que has notado un calor que aumenta, a esto se le llama calor residual y tenemos que aprovecharlo, ya que, si bajas la temperatura de la casa en estos momentos, no notarás nada de frío, pero sí que notarás un ahorro a final de mes. Por ello, cualquier calor residual si puedes colocarlo debajo de ventanas, lo notarás mucho más, obstaculizar ese calor con muebles o puertas no nos sacará el beneficio que queremos.

Deja un comentario