Consejos para diseñar una landing page

Consejos para diseñar una landing page

Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones de las landing page, pero ¿sabes exactamente qué son y en qué consisten? Pues son páginas de aterrizaje a las que llevamos a los usuarios para darles una información y conseguir algo de ellos. Puede ser que queramos vender un producto o servicio, que busquemos que se registren o que nos faciliten sus datos, que se suscriban a una newsletter o que se descarguen algo. Se trata de una herramienta valiosa para conseguir nuestros objetivos de marketing pero, como todo en esta vida, hay que hacerlo bien para que den buen resultado.

El sistema empieza cuando el usuario pincha en un enlace, un anuncio o el resultado de un buscador. Esto les lleva directamente a la landing page  que hemos creado y será allí cuando les comuniquemos lo que queremos de ellos. Esta página puede estar integrada en nuestra web o no.

El título y el subtítulo, principales elementos de una landing page

Son las partes principales, la cabecera, de nuestro comunicado. Por eso hay que trabajarlos bien para captar la atención de los que nos visiten. Su diseño debe seguir unas pautas concretas para provocar justo lo que pretendemos: que se queden a ver el resto.

Empezamos por el título, que debe ser claro, simple y atractivo. Tiene que destacar sobre el resto del contenido, por lo que dejaremos espacio respecto al resto de elementos y utilizaremos una tipografía adecuada, más grande y con un tipo de letra diferente. Lo sacaremos fuera de la alineación del texto e incorporaremos en él las palabras clave para captar tráfico.

Además, lo apoyaremos con un subtítulo que lo explique y le de relevancia. Pero, sobre todo, debe ser atractivo y sugerente para invitar al visitante a quedarse con nosotros hasta el final.

Y siempre deben estar completados por una imagen que nos ayude a vender nuestro producto o servicio. Puede ser una fotografía, un video o cualquier otro contenido multimedia. Esta parte está muy estudiada y se ha demostrado que las imágenes en las que salen personas o aquellas que muestran el producto en 360 grados son mucho más convincentes. En cualquier caso, deben tener una relación directa con el mensaje que estamos transmitiendo, tienen que ser de muy buena calidad, generar confianza en el usuario y transmitirle sensaciones positivas.

Elementos indispensables de una landing page

Nada de esto tendría sentido si no ofreciéramos a quien nos visita una explicación detallada de lo que queremos comunicar. Es un pequeño desarrollo de lo expuesto en el título y subtítulo, redactado de manera sencilla y convincente. Y lo apoyaremos con una enumeración, en formato lista, de los beneficios que le reportará al usuario responder a nuestra llamada: comprar nuestro producto, contratar nuestros servicios, suscribirse, dejarnos sus datos, etc.

Nada de esto tendría sentido si no incluimos en nuestra landing page una llamada a la acción. Lo haremos con un botón específico, diseñado al detalle, que invite y facilite la conversión. El color, el tamaño, la ubicación o el mensaje de este botón intervienen en la decisión del consumidor, así que hay estudiarlo todo detalladamente para acertar.

Otros elementos de una landing page

El 80% del tiempo que un usuario permanecerá en nuestra landing pace lo hará en lo primero que le sale en la pantalla, sin tener que hacer scroll. Ten esto muy en cuenta cuando diseñes tu página porque un error puede hacer que pierdas clientes. Y asegúrate de que el diseño está adaptado para visitar la página cómodamente desde cualquier dispositivo móvil, no solo desde un ordenador.

Por otro lado, hay otros elementos que pueden serte útiles, como la creación de un formulario donde el usuario debe dejar sus datos. Pónselo fácil, pide solo aquella información que necesites para no cansarlo y cerciórate de que rellena los campos obligatorios. Debes cuidar que la comunicación en este punto sea exquisita. Por ejemplo, comunica que faltan campos por rellenar o que hay un error de manera educada y sutil. Y, además, informa al visitante de que sus datos estarán seguros para generar una mayor confianza.

En ocasiones, también da muy buen resultado incorporar a la landing page el testimonio de otros clientes o usuarios, ya que aportan valor a lo que vendemos. Y, si lo consideras necesarios, puedes introducir al final una nueva llamada a la acción para intentar captar a aquellos visitantes que todavía están dudosos respecto a tu propuesta.

Deja un comentario