Diferencias entre Mailing y buzoneo

Diferencias entre Mailing y buzoneo

Aunque parezcan dos términos sinónimos, el mailing y el buzoneo no son lo mismo. Son dos acciones de marketing dirigidas a promocionar un producto o servicio entre unos destinatarios, con planificación y costes distintos y con resultados dispares.

Hacemos mailing cuando enviamos publicidad por correo, normalmente a nombre del destinatario. Hacemos buzoneo cuando depositamos la publicidad manualmente en los buzones, sin usar el correo postal.

¿Cómo se hace una campaña de mailing?


Se trata de un sistema eficaz, barato y directo que llega expresamente, al corazón del cliente tipo. Para hacer una campaña de mailing necesitamos una base de datos actualizada y amplia, que podamos segmentar para escoger a nuestro público objetivo. De esta manera, cuando el receptor recibe el envío postal hay posibilidades de que no lo tire a la papelera sin mirarlo.

Por ejemplo, imagina que una familia con niños recibe una promoción personalizada o un descuento para comprar juguetes poco antes de navidad. Es de esperar que la oferta interese a ese padre o madre y que, desde luego, no lo desechen sin mirarlo.

Pero, ¡cuidado! Ahí está la clave. La presentación debe ser atractiva y sugerente, y debemos dejar claro, desde el minuto 0 que tenemos algo interesante que ofrecerle al receptor. El encabezamiento es fundamental, pues será lo primero que capte su atención. Pero también debe tratarse de una presentación original, dirigida personalmente al receptor, donde se especifique el periodo exacto de la campaña o promoción.

También deben quedar claro los beneficios que comporta. Por ejemplo, “si gastas más de 40 € en juguetes este mes de noviembre en nuestro establecimiento, disfrutaran de un descuento de 5 € para tu próxima compra en diciembre”.

La comunicación que reciba el receptor debe ir siempre avalada por la firma de un responsable de la empresa y el mensaje debe ir dirigido a él o a ella personalmente.

¿Qué es una campaña de buzoneo?


Esto por lo que respecta al mailing. Pero ¿qué hay del buzoneo?

Pues se trata de otra estrategia de marketing diferente, que consiste en meter publicidad en los buzones de nuestros clientes potenciales. Por ejemplo, folletos, comunicaciones comerciales, dípticos o trípticos promocionales, etc.

Los destinatarios nos interesan por su ubicación, ya que nuestro radio de acción es este barrio, esta parte de la ciudad o este municipio. Como ya sabes, el buzoneo es muy característicos de los centros comerciales, con sus campañas de vuelta al cole, navidad, rebajas, etc. Pero también lo suelen usar los comercios de barrio, los nuevos establecimientos, los profesionales autónomos como los electricistas, fontaneros, etc.

Hay empresas que se dedican expresamente al buzoneo, sobre todo en las grandes ciudades.

Ventajas del mailing


Mailing significa correo directo. Ya sea por correo postal o por correo electrónico (e-mailing). La cuestión es que el envío va personalizado y dirigido a un destinatario concreto y para ello necesitamos una buena base de datos de la que partir.

Un mailing no es spam, ya que este último es una campaña de correo masivo, no deseado y para la que el destinatario, normalmente, no ha facilitado sus datos. Y, como ya hemos dicho, mailing tampoco es sinónimo de buzoneo, ya que este último se reparte a mano y casa por casa.

Aclarado esto, la principal ventaja del mailing es que es una manera de hacer publicidad económica, sobre todo si se hace por correo electrónico. Pero el gancho o la presentación, titular o asunto del correo debe ser convincente y eficaz para que el mensaje no acabe en la papelera (ni en la virtual, ni en la física). Además, debe incluir una llamada a la acción con un periodo de tiempo limitado, para urgir al destinatario a la conversión.

También puede incluir muestras gratuitas para ser más efectivo o un cupón descuento para la próxima compra. El receptor suele ser enormemente agradecido con estas cosas.

Buzoneo masivo o buzoneo selectivo


Las estrategias de reparto de publicidad en los buzones también suelen ser muy efectivas, ya que la respuesta suele ser inmediata. En este caso se puede hacer un buzoneo masivo, que se realiza de manera generalizada sin discriminar a los consumidores en base a ningún criterio. O puede ser buzoneo selectivo, cuando se quiere llegar a un segmento concreto de la población.

Deja un comentario