Energía solar: aplicación práctica actual en hogares y automóviles

Energía solar: aplicación práctica actual en hogares y automóviles

La energía solar viene a través de la radiación solar y el ser humano la transforma para su consumo. Todo esto sería imposible sin los paneles solares de distintos tipos, ya sean captadores solares térmicos, módulos fotovoltaicos o mediante energía solar pasiva. Toda la corriente eléctrica que puede llegar a generar se puede utilizar en instalaciones autónomas y es una de las mejores energías renovables a nuestra disposición. Según la NASA y la Union of Concerned Scientist, dieciocho días de irradiación solar contienen la misma cantidad de energía que todas las reservas acumuladas del mundo en carbón, gas natural y petróleo juntas. Dado que el sol todavía disfrutará de más de mil millones de años de vida por delante es una apuesta segura y una promesa de futuro para la energía que necesitamos en hogares, medios de transporte y la mayoría de recursos de la era tecnológica.

En un hogar, la energía del sol puede aplicarse mediante una matriz solar que genera energía durante el día y se utiliza en la casa por la noche y se almacena. Los paneles solares envían la corriente de electricidad a la batería de almacenamiento y se convierte en corriente alterna y no continua. Esta corriente también se puede utilizar para edificios comerciales, vehículos, y más. Las ventajas son que los paneles solares duran mucho tiempo, requieren poco mantenimiento y la energía es silenciosa, y proporciona ahorro, por no mencionar la nula contaminación. En el mundo, el uso de esta energía ha aumentado en un 50% salvo para países como España, que con el “impuesto al sol” no puede aprovechar las larguísimas horas de sol que posee, de modo irónico, muy superiores a las del resto de países de Europa que sin embargo aumentan su uso de esta energía.

Otro objetivo de futuro para la energía solar es la de los automóviles no contaminantes, TESLA Motors ha creado un vehículo de motor eléctrico alimentado por una batería recargable de electricidad proveniente de energía solar. Otras compañías han seguido su ejemplo, como Volvo que a partir de 2019 sólo fabricará modelos con motor eléctrico e híbridos y científicos como Elon Musk apuestan por la energía segura y limpia y están iniciando proyectos para conseguirlo. Quizá en un futuro, en las carreteras se puedan observar paneles solares a lo largo de la vía donde los vehículos recorrerán su camino y recargando su batería de este modo, y también se podrá vivir en casas adaptadas para un completo consumo solar.

Deja un comentario