un collar para cada ocasión

un collar para cada ocasión

Las joyas son un complemento de moda que embellece y que las mujeres (y hombres) usan desde tiempos inmemoriales. Pues bien, con el paso del tiempo han sufrido una transformación, adaptándose a los tiempos y a las nuevas modas.

Los collares siempre han sido una parte muy importante de la joyería en todas las civilizaciones. Se cree que esta joya nació en la edad de piedra. Los elementos más utilizados para realizar las eran moluscos, aunque más tarde se usaron piedras, huesos y dientes de animales. 

En múltiples ocasiones esta joya estuvo relacionada con la magia y el poder por el círculo cerrado que forma. También fue usada como un amuleto. 

En la Edad Media se usaba un collar de tela ajustada al cuello que hoy conocemos como choker. Más tarde, en el siglo XV, se Lucía un collar sobre el escote y no sobre el vestido como se hacía antes. Aquí fue donde los collares españoles de filigrana se hicieron famosos.  

Un collar para cada ocasión

Tras hacer un recorrido por la historia de los collares, hablemos de qué tipos podemos usar según la ocasión en la que los necesitemos. 

En una gala 

Para los eventos más formales, es importante que escojas bien tu collar para que sea un complemento de tu vestido y no para que lo para que lo opaque. Es mejor optar por la sencillez pero con elegancia, eligiendo tal vez un solo accesorio como un collar grande qué resalte el color de tu vestimenta. 

En el día a día 

para ir al trabajo u otras actividades diarias los accesorios tienen que destacar tu personalidad. Sin embargo, debes tener un aire profesional, y eso se consigue con un collar sencillo pero con carácter. Es mejor que no tenga brillo, pero qué combine o resalte sobre la ropa. Por ejemplo, si vas de negro, azul marino o gris, puedes añadir colores alegres y llamativos a tu outfit. 

Para una fiesta 

Aunque antes hemos hablado de una gala, las fiestas pueden ser más informales y por tanto, podemos atrevernos con accesorios más pesados y brillantes. En este caso las joyas pueden ser protagonistas de tu estilo.

Por la noche 

Los brillos son para la noche, y para cualquier cena o evento nocturno está permitido un collar brillante y llamativo. Eso sí, deja que el collar sea el protagonista y no lo cargues con más accesorios. 

Un collar para cada ocasión según nuestra ropa 

Dependiendo de la ropa que llevemos, nos sentará mejor un collar que otro. Aquí tienes unos consejos para acertar: 

Cuello alto 

Los collares pueden llevarse sobre la ropa, y en este caso con el cuello alto, podemos apostar por un collar largo que destaque por encima de la sencillez de la prenda. 

En V 

Para los escotes en V se recomiendan collares que tengan la misma forma. Esto hará que luzcas más alta y delgada. 

Con tirantes finos 

Como al llevar tirantes se nos ve mucha más piel, podemos elegir collares anchos y atrevidos pues de sacar a nuestra silueta y nos taparán un poco. 

Escote cuadrado 

Este puede ser uno de los estilos más complicados de combinar. Los escotes cuadrados hacen los hombros más anchos, por lo que, si nos ponemos un collar muy exagerado, no haremos más que potenciar esa sensación. Para evitarlo, elige collares largos y sencillos. 

Para las camisas 

Las camisas son muy versátiles y sirven para casi toda ocasión. Para elegir el collar perfecto para combinarlas, dependerá en gran manera del tipo de escote de la camisa. Lo más recomendable es optar por una pequeña gargantilla o una cadena estrecha. Aquí, el lema de ‘menos es más’, aplica a la perfección. 

Como ves, si sabes elegir el collar adecuado, podrás tener un look perfecto siempre. Hay momentos en los que el collar debe ser el protagonista, y hay otros en los que el protagonista debe ser tu prenda y el collar tan solo un complemento que la embellezca. Con estos consejos que te hemos dado conseguirás encontrar el equilibrio e ir siempre perfecta. Ya sabes qué en dimequemequieres puedes encontrar todo tipo de collares para complementar tu estilo y que resalten tu personalidad. 

Deja un comentario